lunes, 25 de mayo de 2020

FELIZ 25 DE MAYO: El cumpleaños de la patria.




El 25 de MAYO nacía la patria, el Cabildo de Buenos Aires había convocado a una asamblea de hombres prestigiosos para relatar los acontecimientos que se producían en España; entre los convocados había criollos que habían trabajado en silencio teniendo como ideal la libertad, palabra que cuando se traslada a la conformación de una persona jurídica podríamos llamarla "independencia" es por ello que no desperdiciaron la oportunidad, la coyuntura internacional favorecía el nacimiento de los nuevos estados en América.

Sin duda que el 22 de mayo se había dado un paso sin retroceso, en la sala del cabildo surgieron debates y se sufrago en favor de la creación de una junta de gobierno; una pequeña demora del conteo de las voluntades del día 22 y un intento del día 24 en que se quiso imponer una junta híbrida y sin consenso dio paso al día 25 aquí se decidió el grito de libertad que se extendió por la llamada luego "Patria grande", Solo Córdoba se manifestó en su contra y se notó al paso del envío de tropas hacia el norte al mando de Ortiz de Ocampo cuando una conspiración intento enfrentarlas comandada por Santiago de Liniers y el Obispo de Córdoba. El primero fue fusilado y al segundo se le perdonó la vida por su cargo religioso.

Hubo que sostener en forma improvisada sin recursos en dinero, armas y casi sin ninguna instrucción militar la formación de una nueva nación, que se llenó de gloria en los campos de batalla.

Existe la nación argentina en el 2020...me temo que después de tantos años de vida compartida y de miles de alegrías y sinsabores por lo menos nos asusta una duda: ¿somos dignos de una patria libre y soberana? Lo planteo desde el punto de vista colectivo, por cierto que hay en nuestra tierra argentinos ejemplares y con talento para recibir el desafío de los turbios tiempos que transcurren; se nota un pueblo acomplejado que no logra asumir las responsabilidades que se le presentan, se nota mezquindad, egoísmo, prepotencia, soberbia...para que seguir, hay mucho más.

Se habla de un pueblo sumido en una suerte de " grieta" que no tiene ni tendrá solución tal cual está planteada y digo mal planteada porque se trata de medirla en la profundidad de las ideas políticas y no debería ser así, los malos están en cualquier ideología, no son patrimonio de alguna interpretación política o económica. la grieta se origina entre la verdad y su búsqueda y la mentira. Somos más amigos de la mentira que de la verdad...y así nos va. No vivimos del trabajo y del estudio, vivimos de la limosna que le podemos sacar por la fuerza a quien trabaja y a quien estudia o en su defecto si podemos pedir al extranjero: recurso, dinero y porque no si se animan a venir y trabajar en nuestro empobrecido estado pero riquísimo país . “Quien me dará algo a mi señor solo se sonreír...." como canta Charly en " confesiones de invierno". Parecemos incapaces de dar solo sabemos pedir.

Hoy parecemos vivir a los tumbos. Los pueblos se hacen grandes solo cuando están unidos, no hay que buscar pactos nuevos, solo hay que respetar el mayor de los pactos que es la Constitución Nacional, solo hay que tener voluntad y disciplina para llevar adelante las grandes empresas. Siempre elegimos mal , votamos políticos mentirosos que nos halagan y nos prometen una recuperación sin sacrificios, "todo es simple...somos un país riquísimo, estamos condenados al éxito, nos lloverán inversiones etc. etc." como dije antes, para que seguir...
Sabemos cuál es la solución, pero es difícil de encarar el sacrificio, sabemos dónde está la verdad, pero aceptamos la molicie grata de la mentira que nos duerme, o acaso no es fácil ver a quienes nos robaron y saquearon, y a quienes  hoy nos roban y saquean.

Los hombres de mayo sabían que corrían peligro sus vidas, dejaron sus huesos en el campo de batalla para gestar la patria de los argentinos. Hoy los saludamos y recordamos en su gesta....pero más nos valdría imitarlos.
HOY ES UN DIA PARA CELEBRAR...PERO LO QUE HICIERON OTROS HACE 210 AÑOS: También es un día para pensar qué haremos nosotros a partir de ahora.



Cacho Barresi
Profesor de Historia y Abogado