lunes, 20 de julio de 2020

"Mica" y "Maru", dos mujeres buscadas por robos fueron detenidas en fiestas clandestinas

Una de ellas tenía un pedido de captura por cinco robos, entre ellos el de un empresario al que le sustrajeron 70 mil dólares. Fueron detenidas junto a 20 personas a partir de una denuncia por violar la cuarentena.

Dos mujeres apodadas "Mica" y Maru" y acusadas de actuar como "viudas negras" -una de ellas con pedido de captura por cinco robos, entre ellos el de un empresario del barrio porteño de Recoleta a quien le sacaron 70.000 dólares-, fueron detenidas junto unas 20 personas en una fiesta clandestina en el partido bonaerense de Quilmes, informaron hoy fuentes policiales.

El procedimiento fue realizado ayer a la madrugada en la calle Corrientes al 2700 de ese partido del sur del conurbano, a partir de un dato que llegó a la comisaría 4ta. de Quilmes y que reportaba que allí había una fiesta, en clara violación al aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto ante la pandemia del coronavirus.

Personal de la Estación de Policía Departamental Quilmes y agentes de la Agencia de Fiscalización y de la Secretaría de Seguridad de la municipalidad local llegaron al lugar y comprobaron que se realizaba la fiesta, por lo que alrededor de 20 personas fueron demoradas para ser notificadas por violación de la cuarentena en una causa por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Según las fuentes, algunos de los asistentes a la fiesta intentaron fugarse por los techos y por viviendas aledañas, y entre ellas se detuvo a las dos mujeres identificadas en otros expedientes como presuntas "viudas negras".

Una de ellas fue identificada por fuentes policiales como Sabrina Cynthia Novillo (36), quien según su prontuario además de sus dos nombres suele usar los alias de "Mica, Pamela y Lorena".

Novillo poseía un pedido de captura activo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 62 por una serie de cinco robos ocurridos entre 2018 y 2020, el último de ellos, el 25 de mayo pasado en la casa de un empresario que vive en el barrio porteño de Recoleta y a quien le sustrajeron 70.000 dólares en efectivo, relojes y teléfonos celulares.

El 1 de julio último, la titular de ese juzgado, Patricia Susana Guichandut, le denegó un pedido de exención de prisión que había pedido Novillo a través de un abogado.

Novillo está imputada en esa causa por "robo reiterado en calidad de coautora" respecto de cinco hechos sucedidos entre los días 2 y 3 de mayo de 2018; 27 y 28 de junio de 2018; 19 de octubre de 2019; 15 de marzo de 2020 y 25 de mayo de 2020.

Si bien fuentes policiales indican que en su prontuario figuraba una captura en una causa por secuestro extorsivo de 2015 que tramita en el Juzgado Federal 1 de San Isidro, los voceros judiciales consultados por Télam no lo confirmaron.

La otra chica que intentó huir y también fue aprehendida es una adolescente de 17 años -su identidad se mantiene en reserva-, quien según fuentes policiales usa el alias "Maru" y es investigada por el robo al empresario de Recoleta.

Ambas intentaron escapar junto a un joven de 29 años, quien también quedó aprehendido.

En el caso intervino el fiscal Ariel Rivas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Quilmes, quien por la fuga a través de las casas vecinas, a los tres los dejó imputados por "violación de domicilio".
Como se trata de un delito excarcelable, el fiscal dispuso la libertad del hombre y de la adolescente, pero "Mica" quedó detenida por los pedidos de captura que tenía activos.

Los agentes municipales además le labraron un acta de infracción al propietario del domicilio donde se hacía la fiesta por violación de una ordenanza municipal y del DNU 297/2020, por la realización del evento en un lugar no habilitado y por violación de la cuarentena.