martes, 2 de junio de 2020

Buscarán relocalizar a los vecinos de la Villa Azul para terminar un plan de viviendas

El plan de urbanización del barrio había comenzado en 2015 a través del Plan Federal de Viviendas. Se trata de dos convenios, uno por 72 viviendas que comenzó en julio de 2015 y que tenía un plazo de obra de 42 meses; y otro de 80 unidades habitacionales que arrancó en septiembre de ese año con un plazo de 12 meses.


Ya en 2016, las obras comenzaron a descontinuarse y algunas familias decidieron tomar las viviendas en las que se habían alcanzado la mayor parte de la estructura.

La mayoría de las tomas ocurrieron en junio del año pasado cuando las empresas se retiraron definitivamente por falta de financiamiento.

Según fuentes del municipio de Quilmes, las obras tienen un avance aproximado del 20%. A la mayoría de las viviendas le falta el revoque interno y la colocación de aberturas.

La intendenta gestionó con Alberto Fernández la continuidad de las obras de urbanización. Según pudo saber Prensa Sur, la idea es relocalizar a esas familias para poder terminar las viviendas que fueron ocupadas.


La relocalización es un proceso complejo que requiere de un fino manejo territorial por parte de los gobiernos locales. Sucede que las familias se resisten a abandonar sus viviendas por temor a que los gobiernos no cumplan con las promesas. Se trata de uno de los desafíos más complejos al momento de urbanizar barrios postergados.