domingo, 21 de junio de 2020

LOMAS - Capturan al séptimo de los ocho presos que escaparon de la comisaría de Llavallol

Uno de los detenidos que el pasado 26 de abril escapó junto a otros siete presos de la comisaría de Llavallol tras provocar un corte de luz, romper la reja de una celda y golpear a dos policías fue atrapado en Lomas de Zamora.

Se trata del séptimo prófugo recapturado tras el hecho, al tiempo que continúa la búsqueda del detenido restante para completar de la lista de las recapturas.

El procedimiento fue llevado a cabo, luego de que los investigadores establecieran que el hombre, identificado como Pedro Alejandro Fuentes (32) y que se encontraba detenido en la comisaría de Llavallol acusado de venta de estupefacientes, frecuentaba la zona del Barrio Obrero.

Con dicha información, la Policía dispuso un sistema de vigilancia encubierta en el lugar y, cuando los agentes notaron la presencia de Fuentes, que circulaba por la calle 108 entre 1 y 2, rápidamente lograron reducirlo y detenerlo, sin que ofreciera resistencia.

Por su parte, Cristian Migueles (25), el sexto recapturado y quien presuntamente planificó la fuga de la seccional, donde se encontraba detenido hacía varios meses por el delito de robo, fue aprehendido el 10 de junio pasado en la localidad de Caraza, Partido de Lanús.

La fuga de la seccional 4ta. de Llavallol se produjo el 26 de abril cerca de las 22, cuando ocho de los doce presos que estaban alojados en uno de los dos calabozos de la comisaría, ubicada en Euskal Echea al 200, escaparon tras romper la parte baja de la reja y la malla metálica de la puerta de la celda.

De acuerdo a la investigación, uno de los detenidos, identificado como Cristian Migueles, logró salir hacia el pasillo utilizando trozos de sierras y puntas de acero y cortó la electricidad del lugar al deshabilitar las llaves térmicas.

En ese momento, dos mujeres policías que se encontraban de guardia fueron atacadas a golpes por los presos, que además intentaron quitarles las armas reglamentarias, aunque no las tenían consigo.

Mientras eso sucedía, el comisario y el subcomisario de la seccional subieron al techo del edificio para constatar si el corte de electricidad se había producido por algún desperfecto en ese área, momento que los presos aprovecharon para huir por la puerta principal.