domingo, 21 de junio de 2020

CHIVO EXPIATORIO?

Detuvieron a Alan Ruiz, el jefe del grupo de la AFI durante la presidencia de Macri acusado de haber espiado ilegalmente al Instituto Patria

Alan Ruiz, el ex jefe de Operaciones Especiales de la AFI durante la administración de Mauricio Macri y jefe del grupo acusado de haber llevado adelante seguimientos a políticos, jueces y periodistas, quedó detenido este sábado en su casa, del partido de Merlo, en el marco de la causa que investiga el espionaje ilegal que se hizo en el Instituto Patria. Lo acusan de violación a la ley de inteligencia y falsedad ideológica, confirmaron a Infobae fuentes judiciales.

La orden fue dada por el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, por pedido de la fiscal Cecilia Incardona, que tiene a su cargo la investigación junto al fiscal Santiago Eyherabide. La denuncia había sido presentada en febrero por la interventora de la AFI Cristina Caamaño y fue detallada por Infobae hace dos semanas en torno a la protección legal con la que se movían los agentes de la AFI para este tipo de diligencias.

Se trata de la causa que investiga los entretelones de lo que sucedió en agosto de 2018, cuando tres personas estaban en un auto en la cuadra de Instituto Patria, sede del cristinismo, monitoreando los movimientos. Cuando un policía de tránsito fue a pedirles documentos, eran espías. El auto pertenecía a la AFI.

La detención de Alan Ruiz se aceleró cuando testigos de identidad reservada confirmaron este viernes en la Justicia cómo era el manejo interno dentro de la AFI. No sólo espiaron durante un más de un mes las instalaciones de la sede política del kirchnerismo cuando la ex presidenta dejó el poder, sino que también hicieron inteligencia en la casa que la hoy vicepresidenta tiene en Recoleta.

Los puestos de observación y vigilancia duraron más de un mes. Según detallaron las fuentes consultados por Infobae, la orden que tenían los agentes de la AFI que respondían a Ruiz era vigilar había movimientos de bolsos o el retiro de documentación. No es un dato menor el momento en que ocurrieron estos procedimientos que no estaban autorizados legalmente: en agosto de 2018 explotaba la causa de los cuadernos.

Personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria fue hasta la casa de Alan Ruiz a buscarlo a la espera de la indagatoria que se concretará el próximo lunes, según precisó la agencia Télam.

Si bien Alan Ruiz es el único detenido por el momento, la causa tiene más imputados. El objetivo es saber quién daba las instrucciones a Ruiz, quien -si bien no tenía ese cargo formal dentro de la estructura de la AFI- se movía como si fuera el jefe de área de Contraingeligencia de la central de espías, el puesto que supo ocupar Antonio "Jaime" Stiuso hasta que el kirchnerismo lo apartó a fines de 2014.

Según dijeron los agentes involucrados en la comisión bicameral de seguimiento de organismos de inteligencia, Ruiz respondía a las órdenes de Silvia Majdalani, la número 2 de la AFI macrista. Precisamente, Ruiz debía presentarse el viernes, en el Senado para responder las preguntas de los legisladores. No fue. Avisó que estaba enfermo pero no presentó ningún parte médico.

Alan Ruiz también está acusado en la causa que investiga el juez Federico Villena, en donde aparece como la cabeza del equipo que llevó adelante el espionaje ilegal a Cristina Kirchner, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Emilio Monzó o Nicolas Massot, entre otros. También de la sospechas sobre espionajes que se habrían llevado adelante en la cárcel de Ezeiza a los llamados "presos k", y los micrófonos y cables que se instalaron en la cárcel de Melchor Romero, donde estaban arrestados los involucrados en la causa de "Independiente" y donde se esperaba sería llevado el líder camionero Pablo Moyano si lo detenían.

En esa causa, sin embargo, Ruiz estaba a salvo de ser arrestado por el momento. Había conseguido una exención de prisión, como otros involucrados. A los únicos a los que se la negaron fue a Leandro Araque y Facundo Melo, dos de los integrantes de la AFI que están investigados por Villena. El tema está en apelación ante la Cámara Federal de La Plata.

A Melo lo acusó el narcotraficante Sergio "Verdura" Rodríguez de haberle mandado poner una bomba al ex funcionario de Defensa macrista José Luis Vila para darle un susto. Araque era el dueño del celular en donde se encontraron las pruebas de seguimientos a políticos, muchos de ellos del PRO, que aceleraron más allanamientos y diligencias. Los dos fueron a la comisión bicameral a decir que sólo cumplían órdenes y que Ruiz contaba con la protección de Majdalani.

Ruiz, un ex policía en La Pampa, había llegado a la AFI luego de pasar por el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich, en donde era secretario Operativo de Comando Federal de Recaptura de Evadidos.

En la causa por la que está preso, se busca esclarecer cómo se llevaron adelante las tareas de inteligencia ilegales sobre la ex presidenta y cómo una vez descubiertos, cuando el vehículo de la AFI fue puesto en evidencia en un procedimiento policial, se armó un "complejo entramado tendiente a encubrir esas tareas, usando al Poder Judicial", precisaron las fuentes a Infobae.

Silvia Majdalani
Silvia Majdalani
Cuando el auto de la AFI fue descubierto frente al Instituto Patria, hubo una denuncia penal del kirchnerismo contra los jefes de la AFI Gustavo Arribas y Majdalani que recayó ante el juez Marcelo Martínez De Giorgi. Allí, la AFI envió al juez y a la Comisión Bicameral una explicación en donde se afirmaba que esas tareas estaban enmarcadas en vigilancias ordenadas en una causa judicial. El juez de esa causa era el juez Villena. Con esa información y una averiguación en el juzgado de Lomas de Zamora, Arribas y Majdalani quedaron sobreseídos.

Pero en febrero último la interventora de la AFI Cristina Caamaño denunció en Lomas de Zamora que desde la AFI macrista mintieron para darle una justificación legal a ese operativo. Incluso, Caamaño pidió de testigo al juez Villena. La causa quedó en manos de su colega, Auge, y delegada en la fiscal de Incardona.

Según pudo reconstruir Infobae, las diligencias en el Instituto Patria "se justificaron" en una causa que investigaba posibles atentados en los preparativos del G20, la cumbre que estaba por desarrollarse en Buenos Aires y que había traído desmanes en distintas ciudades del mundo donde se había desarrollado. Aquella denuncia, vale aclarar, se había abierto por una denuncia en Lomas de Zamora de la propia AFI.

La presentación constaba de unas 250 hojas sobre distintos puntos a seguir. En ninguno estaba mencionado concretamente el Instituto Patria o Cristina Kirchner. Dos meses después de que comenzara la causa, un reporte de la AFI habría llegado al juzgado dando cuenta de varias tareas hechas en esa investigación y en donde al pasar se mencionaba diligencias sobre una decena de personas que podrían ser objetivos de esos hechos y que ya habían quedado descartados. Entre esos nombres aparecía la hoy vicepresidenta.