domingo, 21 de junio de 2020

Conocé las "Botellas de amor": la forma de reciclar plásticos en casa que suma adeptos en la Región

Cuando se termina un paquete de galletitas o se acaba un sachet de leche, la mayoría de las personas no duda en tirarlo en el tacho de la basura. Pero en el último tiempo, son cada vez más los que piensan en el cuidado de nuestro planeta y apuestan al reciclaje armando "botellas de amor" en su casa. En nuestra Región hay varias organizaciones y fundaciones que se encargan del acopio de las mismas para luego transformarlas en ecoladrillos con los que se fabrican muebles y otros elementos.


Pero, ¿qué son las "botellas de amor"? Son botellas, botellones o bidones de plástico a las que se las llena por completo de plásticos de un solo uso, es decir, aquellos que se convierten inmediatamente en basura tras su uso. En las mismas se puede poner bolsas de nylon; vasos, cubiertos y platos descartables; blister de remedios; papel film; paquetes de fideos, arroz, legumbres o galletitas; sachets; repuestos de productos de limpieza; etiquetas de botellas; entre otras tantas cosas.

Todo lo que se ponga debe estar limpio y seco, mientras que se debe ir comprimiendo con un palo (o algo que ingrese por el orificio de la tapa) a medida que se va llenando. El peso ideal de cada "botella de amor" es de medio kilo aproximadamente y, para que ingrese la mayor cantidad posible, se recomienda cortar los plásticos en pedazos pequeños. ¿Qué no se puede meter dentro? Envoltorios de papel, metales, envases de cartón, basura orgánica, telas, pilas, globos, esponjas de cocina y otras cosas que no sean plásticos de un solo uso.

La organización "Revolución Sustentable" es una de las que busca incentivar esta movida sin fines de lucro en nuestra región y, en diálogo con este diario, comentaron: "Nosotros trabajamos con la fundación 'Llena una botella de amor Argentina'. Una vez que son recolectadas (las van a buscar a partir de las 2500 botellas), llegan a la planta de reciclaje, son la materia prima para llegar al objetivo: madera plástica. Todo este plástico es triturado y sometido a fuego, ahí se funde y se colocan en los moldes donde van a convertirse en madera plástica".

En relación a cómo viene respondiendo la gente en el último tiempo, aseguraron: "Estamos felices y agradecidos porque llegamos a la primera tanda de 2.500 botellas en 8 meses". En tanto, y ante la pregunta de cuál es la importancia de que cada vez más personas armen en sus casas "botellas de amor", afirmaron: "Reciclar ayuda a generar menos residuos y disminuye la contaminación del aire y agua. Además adherir a este nuevo modelo de reciclaje de plástico disminuye la tala de árboles".

UNA MOVIDA QUE SUMA ADEPTOS ENTRE LOS JÓVENES PLATENSES

En nuestra ciudad, y tal como ocurre en el resto del país, los jóvenes son quienes más se han sumado al reciclaje de plásticos a través de las "botellas de amor" en el último tiempo y buscan incentivar a familiares y amigos.

"Me enteré de la iniciativa por las redes sociales. Me pareció una buena idea para reciclar un residuo que es un poco difícil dejar de consumir, y con un objetivo final de utilizarlo como material de construcción", le comentó a este medio Ailin Monti (25 años), estudiante de Zoología en la UNLP.

Ante la consulta de si su familia se sumó a la movida, indicó: "Mi familia al principio no le resultó agradable el hecho de juntar residuos plásticos, pero al explicar el objetivo final de la iniciativa les encantó, y que se acumulen en una botella hace que su espacio sea reducido y aceptable en una casa".

Otro joven de nuestra ciudad que hace "botellas de amor" en su casa del barrio La Granja es Facundo Rozas (25), estudiante de Educación Física, quien en diálogo con este diario contó: "Empecé a principio de año por una amiga. Cuando la vi se me ocurrió sumarme a la causa para poder dar una mano aunque chiquita sea, lo cual es una acción súper importante".

En relación a si recibe la ayuda de quienes conviven con él, dijo: "Si bien en mí familia realizamos varias actividades para clasificar los residuos, como orgánicos de inorgánicos, o la producción de compost, les cuesta. Lo importante es que saben de la existencia de la botella y espero más temprano que tarde que dejen de tirar plásticos como paquetes de fideos y de arroz al tacho de basura y lo metan dentro de la botella de amor".

PUNTOS DE ACOPIO EN LA PLATA

"Revolución Sustentable" tiene varios puntos de acopio en nuestra ciudad en donde se pueden acercar las "botellas de amor" que cada uno hace en sus casas: 5 y 49 (Agustina - 2244425412); 6 y 45 (2244426072 - Clara); 2 y 60 (2396549105 - Rafael); 117 entre 73 y 74 (2213049899 - @brujabotánica); 5 entre 66 y 67 número 1680 (224473161); 11 entre 67 y 68 (2215037187 - Guillermina); 154 y 49 número 855 (2215544176 - Belén); Barrio Gigante del Oeste de Olmos (221546317); y 137 entre 64 y 65 (Consultorio Odontológico).

Otra de las organizaciones que trabaja en La Plata es "Ecobotellas La Plata", que tiene puntos de acopio en 42 entre 4 y 5 número 475; calle 56 entre 139 y 140; y en el Parque Ecológico (Camino Centenario entre 426 y 460). Los interesados pueden comunicarse a través de su Instagram (@ecobotellas.laplata) ya que el aislamiento obligatorio ha modificado el trabajo que venían haciendo.